Uno de mis clientes me contó hace un tiempo lo siguiente: en mi zona geográfica hay una escuela que hace o copia casi todo lo que yo hago. ¿Qué puedo hacer para luchar contra esto?

La imitación

Imagen wikipedia.

Si nos paramos y analizamos lo que significa ser imitado, encontramos diversas respuestas:

1. Lo importante es que seas tu la que innova y proponga en primer lugar las novedades. Es eso lo que hace que una empresa sea líder. El liderazgo se hace también proponiendo novedades.

2. Si tu competidor te imita, al final te beneficiará:

  1. Hace que se promocionen también tu servicios
  2. Demuestra que es una buena idea

3. Y sigues con ventaja. Puedes decir con orgullo que fuiste la primera en lanzar este servicio o producto. También tienes más experiencia en como dar el nuevo servicio de la mejor manera. Y mientras otros están imitándote, tu ya puedes pensar en otra novedad o mejorar tus servicios, lo que hará que sigas innovando.

No olvides, la información más válida es la reacción de tus clientes. Escucha a tus clientes. ¿Qué dicen? Haz de vez en cuando una pequeña encuesta. Un pequeño cuestionario de 5 o 10 preguntas como máximo.

Riesgo al obsesionarse con los imitadores. Al mirar demasiado lo que hacen los otros, podemos perder nuestra propia personalidad. Los que imitan a menudo lo hacen peor. Porque no les sale bien del todo, porque no lo llevan “dentro”. El que innova lo hace con mucha más energía y conocimiento. Además corresponde con la identidad de la persona y de la Escuela. Es muy importante ser fiel a sus valores y seguir el camino que creemos conveniente para nuestro negocio.

Ser imitado al final es algo positivo. Demuestra que tienes buenas ideas y que sabes lo que haces. Además, demuestra que alguien de tu sector lo reconoce, ya que te copia.

Sigue tu camino, ¡deja que la gente te copie!

 

4 comentarios

  1. jose luis barba

    No veo bien que se trate la educación como algo competitivo. El objetivo es mejorar a la población. Si algo se hace bien, que se haga en todos los sitios si la población tiene las mismas características.
    La educación no es un sector que trata con tornillos ni es para ganar dinero. De hecho en muchos países cualquiera puede montar un centro educativo y todo es pagado por el Estado.

  2. Gracias por tu comentario Jose Luis.

    En mi artículo, intentaba transmitir que tenemos que seguir nuestro camino y defender las cosas en las que creemos.

  3. Desgraciadamente las Escuelas Infantiles competimos entre nosotras. Y los colegios. Y las Universidades…

    Debemos ofrecer educación, y los organismos reguladores DEBEN asegurarse de ello. Pero a mis trabajadoras las pago yo. Y lo hago con el dinero de las familias que deciden venir a mi Escuela. Y la viabilidad de mi empresa depende de ellos y de tener niños que no van a otras Escuelas.

    Por ello en otro tipo de sistema económico, en otro país, en otra sociedad estaría de acuerdo con Jose Luis. Pero hoy, aquí y ahora hay que competir. Honrada y limpiamente y garantizando el bienestar de los peques y la máxima calidad educativa (que no es poco). Innovaremos aunque nos imiten…

  4. Gracias Marta por tu comentario.

    Efectivamente hay que competir, y competir no tiene que ser visto exclusivamente como algo negativo.

Deja un comentario