Algunos de mis clientes me confiesan que tienen descuidado su sitio web. Muy a menudo el tema del web y de facebook o twitter queda un poco de lado; está apartado a causa de los problemas de la vida cotidiana, de modo que la comunicación online pasa entonces en un segundo plano.

Hay quien piensa: “Tener un sitio web en condiciones no me aportará más clientes” o “Facebook, Twitter, Tuenti, todo esto suena un poco a Big Brother. Además, no puedo dedicar mucho tiempo a estas cosas. ¡Para qué comunicar online si veo los padres todos los días en la Escuela!”

¿Has dicho redes sociales?

Tres puntos que todas las directoras de Escuelas Infantiles deberían tener en cuenta:

1. Puede ser que estar en internet no aporte muchos clientes (aunque seguramente depende de lo que se hace en internet), pero si que puede hacer que pierdas clientes. Muchas personas antes de visitar la Escuela navegan en internet. Qué mejor manera de tener una primera opinión sobre la calidad de la Escuela. Hoy, el tiempo es oro y antes de concretar una cita con la Directora de una Escuela, los padres navegan en la web, miran lo que se dice en los foros o en Facebook, visitan virtualmente la Escuela, tratan de entender cuál es la diferencia y el valor que tiene la Escuela.

Lo más importante será la visita física: el personal educativo, las instalaciones, el programa pedagógico, el cariño que se intuye se da a los niños. Estamos de acuerdo, pero antes de llegar a pisarla, a lo mejor algunos padres ya han apartado una Escuela por ver unas fotos pocas apetitosas de las instalaciones de la misma en la red. ¡Incluso algunos no lleguen ni a saber que hay una Escuela en un barrio vecino si no aparece en Google Maps!

2. Las nuevas redes sociales como Facebook o Twitter no sólo son un pasatiempo o una moda. A lo mejor no quieres dialogar con tus clientes en la red, pero no podrás evitar que ellos hablen de tí, para bien o para mal; y más te vale saber lo que dicen! Porque la gente se toma en serio los comentarios de los usuarios en la red. Hay más de 600 millones de usurarios en Facebook y posiblemente algunos de ellos son los papás de tus niños. ¿No quieres darles una oportunidad de comunicarse contigo? ¿Dejarás sin respuestas los comentarios que se hagan sobre tu Escuela?

3. No cuesta mucho tener una web de calidad y no es cuestión de dinero. A lo mejor si que es difícil encontrar el proveedor adecuado, pero crear un sitio web se ha democratizado bastante. Uno puede inspirarse en lo que han hecho algunas Escuelas y preguntarles quién es su proveedor. Abrir una página en Facebook es gratis y no requiere pasar más de 5 minutos. Luego, solo basta con escribir o colgar algunos fotos de vez en cuando para animar el sitio. Os dejo un ejemplo de página Facebook que está muy bien gestionada.

Puede ser sorprendente que algunas Escuelas hagan muchos esfuerzos para tener unas instalaciones muy bien cuidadas, bonitas, limpias y acogedoras. ¿Porqué no mostrarlo en internet y potenciar esos esfuerzos para promocionar la Escuela?

En realidad la pregunta no es estar o no estar en internet: de todos modos, estamos todos en internet que lo queramos o no…

Deja un comentario