Hace poco la empresa de telefonía Orange ha anunciado de una forma original su nueva oferta de servicio incluido.

 

En el vídeo, un hombre entra en un hotel pero empieza a extrañarse: los clientes del hotel entran y salen del hotel con sábanas bajo el brazo. Su cara sigue con la misma expresión de sorpresa cuando una voz nos explica la situación: Que en un hotel no te den sábanas para dormir ¿te resultaría raro, no?

Me ha gustado porque nos muestra una situación imaginaria que nos parece increíble: ¡tener que llevar sábanas a un hotel!

Entendemos que cuando vamos a un hotel, hay muchas cosas que están incluidas en el precio de “la habitación” y que nos parecen de lo más natural del mundo como no tener que traer tus cubiertos y servilletas cuando vas a un restaurante…

Cuando vamos a un hotel, no contratamos únicamente “una-habitación-dónde-hay-una-cama” sino todo un conjunto de servicios que hará que nuestra estancia sea satisfactoria. Hacer que en un espacio podamos descansar, hacer negocios, pasar una noche romántica, etc…

¿Y en una Escuela Infantil? ¿Qué es lo que contratan los padres? “Un-local-dónde-los-niños-están-cuidados” o un conjunto de servicios que les permitirá a ellos y a su hijo crecer como familia e individuo?

¿Y en tu Escuela? ¿Qué está o no está incluido? ¿Qué podrías ofrecer para que los padres y los niños tengan una experiencia de lo más satisfactoria? No te dejes influenciar por el “siempre se ha hecho así” o “porque los otros lo hacen así”. Si no, te arriesgas a ser como el hotel donde hay que traer sábanas en vez de una Escuela Infantil dónde los padres y los niños disfrutan de muchos servicios incluidos.

Deja un comentario