Seguro que, en alguna ocasión, nos hemos llevado una mala impresión de un lugar debido al mal olor que nos daba la bienvenida. La buena calidad del aire que respiramos no es sólo importante por cuestiones de imagen, sino también por un tema de salud. Los niños pasan mucho tiempo en el interior de las aulas por lo que es primordial que respiren un aire limpio y sano.

La calidad del aire está regulada por unas directrices publicadas por la OMS que evalúan la contaminación atmosférica urbana y del aire de interiores, cuyo cumplimiento ayuda a reducir notablemente la contaminación ambiental y, a su vez, los problemas de salud que puede llegar a provocar. Según un estudio elaborado en Francia por el equipo de epidemiología y enfermedades alérgicas y respiratorias EPAR, los principales contaminantes atmosféricos que fueron analizados son partículas finas y aldehídos provenientes, principalmente de la combustión, productos de mantenimiento y materiales de construcción o decoración. Así, la concentración de estas partículas y aldehídos, los podemos encontrar en el parquet, los barnices, aislantes, desinfectantes, insecticidas, los humos procedentes de las cocinas de gas o los generados por la combustión. Una continuada exposición a contaminantes atmosféricos provoca un aumento de enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Por ello, es totalmente necesario realizar una correcta ventilación para renovar el aire en las aulas y evitar todos estos problemas.

La ventilación en las aulas ha de ser permanente y continuada. Se recomienda que, en aulas y escuelas la renovación del aire se realice al menos dos veces cada hora, siempre en función de las dimensiones de la habitación y el número de personas que la habitan. La mayoría de edificios tienen un sistema de ventilación centralizado que, a través de medios mecánicos y ventiladores, se encargan de la extracción del aire viciado para sustituirlo por un aire más puro. Los aparatos de aire acondicionado no sólo sirven para el enfriamiento o calentamiento del local, sino también para renovar el aire y “acondicionar” la situación ambiental de un espacio. Una forma de ventilación rápida y eficaz es la natural, es decir, abriendo las puertas o ventanas para que entre aire renovado. Durante los días fríos de invierno, tememos abrir las ventanas para evitar que se salga el calor de la calefacción o se enfríe el aula, sin embargo, es precisamente durante esta época cuando el aire más se enrarece, cuando los malos olores se pueden quedar más condensados y la respiración se puede volver más dificultosa.

Por ello, un buen momento para airear la sala es durante el tiempo de las salidas al patio. Sólo con tener las ventanas abiertas durante unos minutos es tiempo suficiente para renovar y reciclar el aire.  En el tiempo del patio, es cuando los niños más juegan y están en movimiento, por lo que al regresar al aula, con la sangre reactivada por todo su cuerpo, agradecerán un ambiente descargado y más puro para retomar sus actividades lúdicas y educativas.

Del mismo modo, los ambientadores son una eficaz herramienta para eliminar los malos olores y aromatizar los espacios. Desde Provei ofrecemos dos tipos de ambientadores que cumplen perfectamente ambos requisitos. Los destinados a eliminar los malos olores, capaces de matar o inhibir las bacterias microscópicas que los provocan y que pueden alojarse en el suelo, en las paredes, en el polvo, y que desinfectan y sanean el aire gracias a su contenido en Zinc. Y los ambientadores aromatizantes que, de forma automática, desprenden una agradable fragancia que invade rápidamente toda la habitación. Al actuar automáticamente, se presenta como uan opción muy cómoda cuyas recargas se realizan a los 30 ó 60 días, según su uso. Además, las fragancias utilizadas son similares al olor de la colonia Nenuco que, generalmente, se asocia al aroma de los niños y otorga una sensación muy agradable.

El aire que respiren los niños en las aulas es otro valor a tener en cuenta para ofrecer un servicio óptimo, profesional y de calidad en nuestra Escuela.

Un día, caminando por la calle con un amigo, recibí una importante lección de economía. Tardaría algún tiempo en entender la verdad que encerraba dicha lección, pero ahora sé que no la olvidaré nunca. Acababa de comprarme unas botas de motorista y alardeaba delante de mi compañero de lo baratas que me habían salido. Él, mirándome con ironía mientras me vanagloriaba por la supuesta ganga, se limitó a decir: “El dinero del pobre va dos veces a la tienda”. En aquel momento no entendí el significado completo de aquella expresión. Sin embargo, al poco tiempo, mis botas se habían desgastado y eran inservibles, de modo que tuve que acudir a la tienda otra vez y comprar el producto adecuado, es decir, de mejor calidad, y por tanto, con mayores expectativas de utilidad. En efecto, mi dinero había ido dos veces a la tienda.

Cuando lo barato sale caro

© imagen

Digámoslo sin rodeos: comprar es una necesidad, pero hacerlo bien es un arte.  Como saben nuestros clientes, las Escuelas Infantiles, comprar adecuadamente puede marcar la diferencia entre un proyecto que funciona y otro que no lo hace. La compra debe ser un proceso fácil, rápido, económico… Debemos adquirir los productos adecuados y con la mayor eficacia posible.  Existen ciertas cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de compra que nos garantice el éxito en nuestra empresa.

Ante todo, sangre fría

Existe cierto tipo de publicidad, en especial aquella que presenta supuestos chollos imposibles de creer, que apela a nuestras emociones para nublar nuestro juicio racional acerca del producto que nos intentan vender. Debemos mantener la sangre fría para analizar las ofertas desde una perspectiva global, teniendo en cuenta la información que no nos están proporcionando.

El coste total

Para desarrollar una buena estrategia de compra debemos tener muy claro el concepto de coste total. Solemos confundir el precio de un producto con su coste total, pero existe una diferencia muy clara: mientras el precio marca el valor del producto en cuestión, el coste total también hace referencia a otros gastos añadidos que puede acarrear adquirirlo. El coste de compra representa gran parte de estos gastos extra. Si, por ejemplo, realizamos nuestra compra en el supermercado, tendríamos que tener en cuenta que el coste del transporte se añadirá al valor real de la compra y aumentará el coste total. En este caso, influyen además factores imposibles de predecir en nuestra estrategia de compra, como el tráfico. Si me encuentro con retenciones en la carretera o me meto de lleno en un atasco, el coste total de mi compra podría verse incrementado innecesariamente.

¿Cuánto dinero vale tu tiempo?

En muchos casos, no reparamos en los gastos añadidos porque se nos presentan en forma de tiempo invertido. Por ejemplo, si para encargar un pedido tengo que escribir un fax, esperar una llamada telefónica, sacar dinero para pagar al contado al proveedor, etc., estoy invirtiendo demasiado tiempo. Hay que tener en cuenta el tiempo que perdemos en el antes, durante y después del proceso de compra. En el caso de comprar en supermercados, el proceso abarca desde la confección de la lista de la compra hasta que empezamos a usar los productos, pasando por la cola en las cajas. De nuevo nos encontramos con factores que escapan a nuestra capacidad de planificación. Aún en el caso de que este tiempo derrochado no nos genere  demasiados gastos inmediatos, en la medida en que nos impida atender otros aspectos de la empresa, acabará generando pérdidas. Por lo tanto, deberíamos preguntarnos cuánto dinero vale nuestro tiempo.

Conclusión: la simplificación es la clave

La solución más sencilla es siempre la mejor. Quizá pensemos que encargando cada producto a un proveedor distinto que parece dejárnoslo barato estamos ahorrando, pero lo cierto es que estaremos añadiendo gastos al coste total por cada uno de los proveedores. Para una Escuela Infantil, en el caso de una compra básica de 150 € en el supermercado, el coste de compra puede representar más del 25% del coste total. Es decir, que a los 150 € del valor de la compra hay que añadir más de 40 € de costes adicionales. A la luz de estos hechos, resulta evidente por qué los supermercados invierten tanto en una publicidad que desvía la atención respecto al coste total del proceso.

Un buen proveedor sabe que el cliente necesita productos relacionados entre sí para cubrir necesidades del mismo tipo, por tanto, puede ofrecernos lotes con los que nos ahorraremos mucho en costes añadidos y simplificaremos todo el proceso, optimizando también nuestro tiempo. Nosotros somos conscientes de ello, y por esa razón ofrecemos, por ejemplo, un pack de pañales + toallitas + spray para el cambio ahorrando a las Escuelas Infantiles los costes adicionales de encargar estos productos a distintos proveedores. Valorar al cliente es fundamental, y ofrecerle la mejor solución es nuestra filosofía.

El cambio diario del pañal es una de las muchas responsabilidades que tienen que asumir las educadoras o educadores de las escuelas infantiles y que también requiere mucha atención y cuidado. Las irritaciones del pañal pueden convertirse en un problema serio y molesto si no se realiza correctamente, con la asiduidad necesaria y con los productos más apropiados.Se trata de una dolencia muy común en todos los niños pero que puede evitarse, en gran medida, si seguimos las pautas correctas y aprovechamos los avances de la medicina para conseguir productos más eficaces.

Hay cosas que nunca cambian, pero sí mejoran. Como es el hecho de sustituir la típica crema anti irritaciones por un spray que tiene el mismo cometido pero que, a su vez, resulta mucho más higiénico, más cómodo de aplicar y más eficaz a la hora de tratar la dermatitis del pañal. Uno de los principales productos de Provei es, precisamente, el pack compuesto por pañales, toallitas y spray para el cambio diario.

El spray anti irritaciones presenta varias ventajas respecto a la crema tradicional:

Comodidad y seguridad: tanto para el niño como para su cuidador. Su aplicación resulta mucho más fácil y segura, ya que se puede aplicar con una sola mano, sin necesidad de dejar al niño solo mientras se abre el bote de crema utilizando ambas manos. Además,  si el niño tiene la zona muy irritada con el spray evitamos tocar la piel, lo que podría producirle más dolor o molestia.

Higiene y eficacia: su aplicación regular sobre la zona hace que el objetivo calmante del spray sea más eficaz, llegando a los pliegues sin necesidad de tocar y, al tratarse de una loción menos espesa que la crema, permite que la piel del bebé respire y no aumente así la irritación. Asimismo, los sprays son más recomendados para tratar indicaciones de pieles especialmente sensibles y delicadas, así como ante el diagnóstico de dermatitis atópica.

Innovación: las fórmulas empleadas para la elaboración de los sprays sacan el mayor partido de las últimas tecnologías y de los avances en medicina para así conseguir un producto preventivo que, además de actuar sobre los efectos de la irritación en la piel, también lo hacen sobre las causas que las provocan.

Ahorro: la eficacia de los sprays no sólo es evidente en el tratamiento de la piel, sino también en la economía porque la forma de aplicación ayuda a controlar mejor la cantidad de producto utilizado.

Atando el paña

Las cremas habituales presentan algunos inconvenientes que con el uso de los sprays quedan totalmente subsanados. Por ejemplo, las cremas no dejan respirar la piel que, al exudar por los poros se une a la viscosidad de la pomada, produciendo un efecto de maceramiento o reblandecimiento de la piel que puede ser contraproducente al efecto curativo de la loción. Así, la crema puede convertirse en un medio que oculta el problema sin llegar a solucionarlo. Del mismo modo, cuando la crema se queda seca sobre la piel, puede resultar difícil de eliminar y necesitamos frotar con más intensidad para limpiarla, lo que puede provocar molestias innecesarias al bebé.

Todas las cualidades y todos los beneficios de los sprays anti irritación los podemos ver recogidos, por ejemplo, en el spray CU-ZN+ de la marca Uriage, especialmente elaborado para el tratamiento de pieles irritadas y con tendencia atópica, para el cuerpo, el rostro y las nalgas de los más pequeños. Un producto totalmente recomendado para el cambio diario del pañal porque calma y sanea las irritaciones.

Como directora de escuela infantil o educadora, una parte importante de tu trabajo es presentarte a gente que no conoces, ya sean padres o niños. Hay un refrán que dice “Solo tenemos una oportunidad de dejar una buena primera impresión”, más importante aún cuando se trata de visitas de padres, clientes potenciales de tu escuela.

¿Cuáles son los criterios para saber si dejamos o no buena impresión?

Existe una herramienta que lo sintetiza todo: la regla de los 4 x 20. Esta herramienta se basa en las diferentes fases de un encuentro:

Primero, la comunicación no verbal: la forma de moverte, de andar, la actitud general del cuerpo: son los 20 primeros gestos.

Luego tu interlocutor te mira a la cara, a los ojos, tu expresión, tu sonrisa: son los 20 primeros centímetros de tu cara. El siguiente paso es escucharte, tu tono de voz: las 20 primeras palabras.

¡Una primera impresión ya se ha creado en esos 20 primeros segundos!

Así es la regla de los 4 x 20: 20 primeros pasos, 20 primeros centímetros de la cara, 20 primeras palabras y los 20 primeros segundos.

Sabemos que con la crisis, los consumidores se vuelven más exigentes. Piden más descuentos, más servicios, más y más… Tu cliente potencial va a estar condicionado por la impresión que causas en él.

¿Cómo podemos aplicar la regla de los 4 x 20 en una visita de esos padres, clientes potenciales, en una escuela infantil?

1. Los 20 primeros segundos

Van a acondicionar toda la entrevista durante esa primera visita de los padres. Sobre esta primera impresión es por la que los padres te van a juzgar. Obviamente, tienes más de 20 segundos para hacer la visita a tu escuela pero si de entrada, esa primera impresión no gusta, será difícil convencer a los padres durante el resto de la visita. Lo primero que hay que hacer es asegurar que tu apariencia es adecuada a la imagen que quieres dar.

Se estima que el juicio de una persona sobre otra se basa, en un 80%, sobre la voz o la mirada.

Pero también cuenta el entorno. Los 5 sentidos de una persona que entra por primera vez en un nuevo lugar están en alerta. La visión, pero también el olfato, tienen mucha importancia, sobre todo en una escuela infantil dónde los aspectos sanitarios e higiénicos deben ser cuidados meticulosamente.

Entonces, para cuidar esos importantísimos 20 primeros segundos, tienes que cuidar las apariencias: la tuya propia y la de tu escuela.

2. Los 20 primeros gestos

Lo mejor es empezar con saludar a tu interlocutor, tendiéndole la mano con firmeza pero no excesivamente. Procura tener una actitud abierta y no cruzar los brazos o las piernas. Esas actitudes son consideradas como signos de rigidez y dificultad para acercarse a la gente. Tus gestos tienen que estar en adecuación con lo que estás diciendo.

En los casos de visitas de padres, invítalos a entrar en tu escuela o en tu despacho, dónde estarán más a cómodos para empezar la visita. Asegúrate de que están a gusto antes de seguir con la conversación.

3. Las 20 primeras palabras

Saluda tu interlocutor con un “¡Buenos días!” “¡Bienvenidos!” y con un tono de voz seguro y suave. Piensa en articular bien tu discurso. Es muy irritante cuando una persona no se expresa de manera inteligible. Asegúrate de que tu discurso es positivo y accesible.

Un error muy común es empezar excusándose por algo (“Perdona el desorden” o “Me pilláis en un momento de…” ). Hay que ser positivo y mostrar interés en recibir a esos padres y descubrir quiénes son, cómo viven con su(s) hijo(s) y cómo tu escuela les va a aportar valor. No da buena sensación una persona que se esté excusando. Es mejor enfocar la conversación en las necesidades de los padres que en un posible desorden en tu despacho.

4. Los 20 primeros centímetros

Tienes que concentrarte en la cara de tu interlocutor y sobre todo en sus ojos. Tu deber: mirarlo a los ojos, con una sonrisa franca y directa. El objetivo es mostrarte atenta con tu posible futuro cliente.

Durante la visita, no solamente al principio, asegúrate de conectar visualmente con tus interlocutores. Es así cómo sabrás si te entienden bien, si están a gusto, si tienen preguntas, etc. Mirando a los ojos es la mejor manera de asegurarte de que la información le ha llegado.

Conclusión

Normalmente, si cuidas estos 4 puntos, dejarás mejor impresión. Esta técnica es un buen punto de partida. Nos ayuda a tomar un poco de distancia y a analizar nuestra propia forma de tratar con desconocidos. Con solo concentrarnos en lo que hacemos mejoramos indiscutiblemente.

En el último trimestre de 2011, hemos lanzado el concurso “Gana PTS” cuyo premio consistía en un mes de consumo gratis en Pañales, Toallitas y Spray. Las Escuelas Infantiles que querían participar tenían que responder a un cuestionario sobre la gestión de escuelas infantiles y los productos de Provei. La verdad es que el concurso ha tenido bastante éxito. Escuelas Infantiles de Madrid, Barcelona, Sevilla, Santiago de Compostela, Valencia, Granada, Málaga, han participado.

Justo antes de los Reyes, hemos contactado con la ganadora del concurso, Marta. Fue nuestra manera de celebrar la Navidad… 😮 A continuación tenéis la entrevista que he hecho a Marta al entregar el premio.

Entrevista

¿Listos para la entrevista?

Sébastien: Ante todo, ¡enhorabuena Marta! Eres la ganadora de nuestro concurso “Gana PTS 2011”.

Marta: No me lo esperaba ¡Qué sorpresa! Estoy contentísima.

S: Marta, eres la dueña y directora de la escuela Virgen de la Encina en Collado de Villalba. ¿Podrías presentarnos tu escuela?

M: Abrimos la escuela en 2004, contamos con cuatro aulas, un comedor, cocina propia, un patio muy grande con diferentes zonas de juego. Además de nuestro proyecto pedagógico centrado en el protagonismo de los niños, ofrecemos servicios a los padres como incluir la leche, los pañales, las toallitas y los cosméticos para el cambio de los niños.

S: Entonces, hace 7 años que estás ofreciendo los pañales, toallitas y crema para el cambio. ¿Por qué introdujiste este novedoso servicio?

M: Además de facilitarnos bastante el trabajo en la escuela, facilita la vida de los padres. Pero sobre todo, nos ha diferenciado de las otras escuelas. En 2004, ¡nadie en nuestra zona proponía este servicio!

Escuela Infantil Virgen de la Encina

La ganadora del concurso, la Escuela Infantil Virgen de la Encina

S: ¿Cuál ha sido y es la percepción de los padres sobre este servicio?

M: Al principio se sorprenden. ¡Luego lo agradecen muchísimo!

S: Desde septiembre de 2011, estás usando nuestro pack PTS: Pañales, Toallitas y Spray. ¿Cómo has introducido este cambio en la escuela?

M: Primero hemos realizado una prueba para comprobar la calidad de los productos. Una vez comprobada su eficacia, mandamos una comunicación a los padres para avisar del cambio. Y para los que querían, los dejamos unas muestras para que las probaran.

S: ¿Cómo ha ido este cambio?

M: Muy bien. ¡Fantástico! No hemos tenido ningún problema.

S: ¿Qué opinan de los productos las personas que trabajan en tu escuela?

M: Opinan que los productos son de muy buena calidad.

S: También el uso del Pack PTS te ha permitido proponer un nuevo servicio a los padres. ¿Cuál es?

M: Ponemos a su disposición los pañales, las toallitas y el spray para que los adquieran y los utilicen no solo en la escuela si no también en casa.

S: ¿Cómo lo has hecho?

M: Hemos hecho algo sencillo. Una mesita en la entrada con un paquete de cada producto y hemos colocado un papel con las tarifas. Además, hemos mandado una circular a los padres para que supieran que pueden comprar esos productos.

S: Después de 3 meses vendiendo nuestros productos, ¿nos podrías contar cuáles son las principales razones por las que los padres los compran?

M: La razón principal es porque los pañales son de muy buena calidad y aguantan mucho. Por la noche aguantan mejor que otras marcas conocidas. Las toallitas son también de muy buena calidad. Pasa a menudo que algunos padres que no tienen tiempo para ir al súper nos compran pañales o toallitas. El spray es tan novedoso que capta la atención. Lo compran porqué también es muy eficaz. Tengo una anécdota a propósito del spray. Una madre ha ido a comprobar en la farmacia si se podía comprar y a qué precio. Volvió a verme para contarme que efectivamente era mucho más caro en farmacia. ¡Así que me lo ha comprado!

S: En este inicio de 2012, ¿cuál sería tu mensaje para el gremio de las escuelas infantiles?

M: Es verdad que nos esperan dificultades en 2012. Muchas escuelas cierran… Pero quiero pensar que la crisis, increíblemente, fomentará la natalidad. Más tiempo libre para las parejas hace que se reencuentren y que nazcan más bebés. Espero que cuando salgamos de la crisis, acudirán nuevos niños en las escuelas.

Una gran mayoría de pequeños negocios incluyen desde hace muchos años servicios adicionales a su principal fuente de negocios como manera necesaria para crecer o incluso sobrevivir. Esta estrategia podemos verla claramente en las peluquerías y salones de belleza, que añaden a su oferta de servicio la venta de productos relacionados con su actividad principal.

Todos hemos visto estanterías llenas de productos de cuidado del cabello o piel que se encuentran a la venta. La principal razón para que los clientes que han ido a cortarse el pelo, ponerse unas mechas o peinarse para una ocasión especial salgan del establecimiento con una compra que no tenían prevista realizar es porque confían en la opinión de los profesionales y valoran positivamente sus recomendaciones.

Si a esto le añades que te ahorras un viaje a un establecimiento especializado que sabes que el único objetivo que tiene es venderte cuantos más productos mejor, los beneficios de vender productos especializados para esa peluquería son claros. Para estos establecimientos puede llegar a representar hasta un 20% de la cifra de negocio.

 

más dinero para las escuelas infantiles

Existen nuevas fuentes de ingresos para las Escuelas Infantiles

¿Por qué no se adoptan estas estrategias en el mundo de la educación infantil? ¿Por qué la cuidadora que pasa horas con el niño no puede aconsejar a los padres acerca de los productos específicos más adecuados para el cuidado de sus hijos? ¿Será que aún no se han dado cuenta de la influencia que ejercen sobre los padres?

Si los padres se acercan a las cuidadoras con preguntas de todo tipo sobre la salud o bienestar y esas cuidadoras proporcionan consejos básicos de pediatría, salud dental o psicología infantil… ¿Por qué no se deciden a ofrecer los productos más adecuados para que los padres proporcionen un mayor bienestar diario a sus hijos? Cualquier consejo u opinión de las educadoras es tomado por los padres como lo que es, un consejo profesional. Quizá este momento difícil sea el más adecuado para que las cuidadoras pasen a asesorar a los padres en la compra de elementos necesarios para los niños en su vida diaria como pueden ser pañales o toallitas.

Algo más que una escuela infantil

Proporcionar esos consejos de compra de los productos más adecuados a los niños dará enormes beneficios a las escuelas infantiles, desde una imagen de profesionalidad “puntera” participando en crear una buena imagen con los productos profesionales más eficaces y adecuados a ofrecer servicios adicionales que los padres agradecerán con una mayor fidelización y recomendación. Esta estrategia también permitirá ofrecer una continuidad entre la escuela y casa siendo los principales beneficiados los niños, que usan los productos más adecuados a cada uno de ellos tanto en la escuela como en casa.

Uno de los aspectos que más agradecen los padres cuando reciben consejos profesionales de los cuidadores que trabajan a diario con sus hijos es el de su propia educación. Nadie nace sabiendo cuáles son los productos más adecuados para su propio hijo, y no hay libro ni artículo o anuncio en revista especializada que sea capaz de averiguar cuáles son los cuidados específicos que necesita el niño. El profesional que pasa con ellos buena parte del día y cuyo trabajo es proporcionar bienestar y cuidado es la más indicada para saberlo. Aún hay muchos padres que compran toallitas con alcohol o pañales que no dejan transpirar. Educar a los padres únicamente va a conseguir niños más sanos y felices.

¿Y las escuelas? ¿Cuáles son los beneficios para las escuelas? Uno muy importante es que va a obtener mayores ingresos, algo nada despreciable en una época de recortes y ajustes. A ello hay que sumar el incremento de la fidelización de los clientes y un mayor índice de recomendación de la escuela infantil a otros padres. Teniendo en cuenta que la inversión es mínima, que lo único que se necesita es una mesita o una estantería donde mostrar los productos, los beneficios se obtienen desde el primer día, tanto para la escuela como para los padres y más importante, para los niños.

educadora escuela infantile aconsejando unos padres

Las educadoras dan consejos de todos tipos a los padres

No hace falta ser un genio de las ventas y el marketing, ni contar con complicados sistemas de gestión de pedidos ni clientes. Hay escuelas que utilizan una simple hoja de papel y un lápiz y aumentan sus ingresos añadiendo la parte correspondiente de la venta de los productos en la factura mensual de la escuela.

La única condición para tener éxito en este nuevo horizonte es saber que los productos que ofrece a los padres son realmente buenos, profesionales, que no van a poder adquirir en el supermercado. Ofrecer productos eficaces que usan los profesionales de la puericultura dará ese valor añadido que permitirá a una escuela aumentar sus ingresos, tener clientes satisfechos y, sobre todo, niños más sanos y felices.

¿Listos para vender?

 

Este viernes, estamos particularmente contentos porque hemos visto el video de Marta. En su Blog “El rincón Maestro”, Marta da ideas, trucos y opiniones sobre temas relativos a las Escuelas Infantiles. Comparte su propia experiencia como Maestra en una Escuela Infantil.

Logo del blog el rincón maestro

El Rincón Maestro, un blog muy útil para las Escuelas Infantiles

Hace unas semanas, le hemos enviado unas muestras gratis de nuestro pack “PTS” Pañales, Toallitas y Spray. Ha aceptado probarlos y dar su opinión en total libertad. Estabamos un poco nervioso porque no sabíamos en absoluto lo que iba a salir. ¿Le iba a gustar nuestros productos que nos han costado tanto encontrar y selectionar?
Que alegría descubrir en el video que sus comentarios han sido globalmente positivos. Ha identificado las debilidades de nuestros productos (que hay pocas, eh! ;o) ) pero también lo que hace que esos productos son particularmente interesantes para las Escuelas Infantiles. La verdad es que nuestros clientes nos dan un feed-back muy similar al de Marta. Estamos contentos que los productos gusten. Seguiremos trabajando para las Escuelas Infantiles. ¡Gracias a Marta para esta alegría que ilumina nuestro viernes de septiembre!

boca abierta gritando

Difícil mantener la calma frente a un quejica

Cualquier organización humana se enfrenta al problema de los “quejicas”;  También existen en las E. I. …

Cómo se reconoce a un “papá quejica”?

  • Hablan más alto
  • Monopolizan la palabra en reuniones
  • Tienen una solución a todos los problemas del mundo, pero nunca hacen nada
  • Siempre consideran que la culpa es de los otros
  • Nunca están de acuerdo con nada ni nadie
  • Ellos hacen las cosas mejor que cualquier otra persona

Qué hacer con los “papás quejicas”?

Primero, tienen que desahogarse (nunca en público) y tenemos que usar toda nuestra capacidad de entendimiento y de comprensión con ellos. Tienen que hablar y no guardarse todo dentro. Mejor que hablen con vosotros que con los otros padres (aunque lo harán de todas formas, hay que asumirlo).

Nunca debéis olvidar que sois vosotros los que mandan y que nadie os puede decir lo que tenéis que hacer. Mostradles que existe otro punto de vista, el vuestro, y que ellos no pueden tener idea de todos los elementos y conocimiento que os hace falta para llevar una E.I..

Gestión del conflicto

Si se escucha a los “papás quejicas”, se reduce el universo de las posibilidades. No aprecian demasiado las  innovaciones y suelen conducirnos por el camino del fracaso, ya que nunca se puede satisfacer a un “papá quejica”  aunque gastéis una enorme energía en ello. Cualquier esfuerzo para satisfacerlos se traduce en  esfuerzo inútil.  Nunca  se ha visto un quejica gestionar una empresa de éxito…

Hay que saber tratar a los “papás quejicas” y darles la importancia justa. De 60 padres, podéis tener 3 o 4 quejicas; no olvidéis que son minoría y que al resto les agrada vuestro trabajo.

A la hora de proponer un nuevo servicio, podéis hacer un test con los padres con los que tenéis buena relación y que valoran vuestros esfuerzos.

Los errores más comunes a evitar con ellos…

  • Hacerles demasiado caso y modificar nuestra opinion, idea o proyecto.
  • Tener miedo de su influencia en los otros padres (estos padres también han identificado a los quejicas).
  • Creer que los “papás quejicas” son los portavoces del resto de los padres.
  • Olvidar que la mayoría de los padres tienen otra opinión (seguramente positiva) de vuestro servicio.

A modo de conclusión, diremos que hay que identificarlos en seguida para que podáis anticipar sus reacciones y controlar un poco más vuestra  relación con ellos.