Desde los inicios de Provei (más de 3 años de existencia ya…) he dado muchas charlas en Escuelas Infantiles. Uno de los temas más exitoso es el tema de la irritación del pañal. En esas presentaciones trato con los padres de niños entre 0 y 3 años y les explico el porqué y las causas de la irritación con el fin de aportar una solución adecuada.Pero ese es otro tema.

Por ahora, quería contaros lo que he constatado tras estas experiencias:

1. Hay que ponerse en el lugar de nuestros peques

Sufrir una irritación del culete es algo bastante desagradable. Para niños entre 0 y 3 años puede repercutir directamente en su calidad de vida y su propio carácter: dificultad de atención, irritabilidad, enfados, lloros, … Por madurez, los niños tardan bastante en identificar un dolor, expresarlo, comunicar dónde les duele. Notan dolor sin saber identificarlo, pero lo sufren.

2. La irritación no es una fatalidad, tiene remedio

¡Los niños no tienen porque sufrir irritación hasta que les quitemos el pañal! Echar crema con óxido de zinc sistemáticamente a cada cambio de pañal no es una práctica muy recomendable. La irritación del pañal tiene que ser puntual y no  tiene porqué instalarse definitivamente este problema. Hay que cuestionarse sobre nuestros hábitos, sobre lo que está viviendo el niño (dientes, cambio de alimentación, …) y los productos que usamos para la higiene. Habría que consultar un pediatra cuando la irritación no desaparece en 4 ó 5 días.

3. Los productos que están en contacto con la piel de nuestros niños pueden favorecer irritaciones en vez de reducirlas.

Cada padre o madre tiene sus remedios para luchar contra la irritación. Confiar en marcas conocidas, usar remedios de la abuela o seguir en la búsqueda de una solución eficaz son algunos de los casos que he visto. Pero muchos remedios pueden ser contraproducentes: todavía se venden toallitas infantiles con alcohol, isotiazolinonas u otros componentes potencialmente irritantes. Y ¿cuántos pañales no dejan respirar adecuadamente la piel? ¿Cuántos fabricados con celulosa de baja calidad (que pueden contener restos de productos químicos indeseables)?

La conclusión a la que he llegado después de haber realizado docenas de charlas con padres, es que hay muchos engaños que promocionan productos que son potencialmente nocivos. por tanto, conocer las causas del problema y de los remedios disponibles nos ayuda a tomar mejores decisiones frente a la compra de pañales, toallitas y tratamiento contra la irritación.

Esta valiosa información y esos consejos son lo que los padres esperan de las educadoras que cuidan diariamente de su hijo. Los padres quieren y necesitan una Escuela Infantil que sepa aportar valor, información y soluciones a los problemas que les preocupan.

Entrevistamos a Pilar Alvarez, Directora y fundadora de las Escuelas TEO

Para facilitar la vida de los padres de sus 2 centros educativos, las Escuelas Infantiles TEO han optado por el pack PTS de Provei. Ubicadas en el centro de Madrid, la Escuelas Infantiles TEO se implican mucho en la vida social de su barrio para hacer que las familias que acuden a ellas sean tratada de la mejor manera posible. La excelencia de su proyecto pedagógico en Inglés ha sido reconocido por la reciente firma de un acuerdo de colaboración con el Bristish Council que convierte a TEO en la primera “Escuela Infantil Colaboradora” de este organismo de referencia.”
“La primera Escuela Infantil TEO fue creada en 1997. Me acuerdo todavía de la emoción y la ilusión con la que empezamos este proyecto. 13 años después, en 2010, gracias al éxito y al apoyo de los padres, abrimos nuestra segunda escuela.”
Logo Escuela Infantil TEO
“En nuestras escuelas procuramos innovar siempre con nuevos servicios y propuestas que contribuyan de una forma eficaz a facilitar la vida de nuestras familias. Estar siempre pendientes de traer pañales, toallitas y cremas es algo fastidioso y trabajoso para los papás… Queríamos ofrecer un servicio “todo incluido” para que los padres no se preocuparan más de este tema.”
Las Escuelas necesitaban encontrar los productos adecuados para ofrecer un servicio “todo incluido” que pudieran coincidir con sus espectativas.
Incluir los productos de higiene no es algo trivial. Como profesionales de la educación, la salud de nuestros niños es lo primero y teníamos exigencias muy claras: que los productos fueran seguros (no es algo tan obvio hoy en día), y eficaces. También queríamos involucrar a los padres para asegurarnos un acogimiento positivo de este nuevo servicio.”

Un pack de producto eficaz y seguro a toda prueba

Las Escuelas Teo empiezan entonces un proceso de pruebas con los productos de Provei.
“Gracias al apoyo de Provei, hemos podido probar los productos y dejar muestras a los padres. Es cuando hemos comprobado su eficacia para solucionar los problemas de irritación del pañal: los pañales tenían una capacidad de absorción muy superior a lo que conocíamos y el conjunto toallitas y spray daban muy buenos resultados (además de ser muy cómodos de utilizar). Además, todos los productos tenían certificaciones o test clínicos recientes que nos ofrecían las garantías de calidad que buscábamos”

Un servicio valorado por los padres…

Al final de un periodo de prueba, las Escuelas TEO lanzan el servicio todo incluido después de haber comunicado la novedad a los padres.
“Introducir un cambio nunca es fácil pero la aceptación de los padres fue muy buena, nos quedamos sorprendidas! A algunos padres les ha costado un poco más adaptarse, pero ahora, ¡nadie quiere ir marcha atrás! Los padres están muy agradecidos de tener este servicio.

…y que marca la diferencia.

El conjunto de los productos Provei ha podido contribuir a la buena imagen de la Escuela.
“La responsabilidad social y medioambiental no es una moda para nosotros. Colaboramos desde hace años con asociaciones humanitarias como UNICEF y nos implicamos para hacer que nuestra escuela sea más Ecológica. Al utilizar los pañales Pingo, estamos añadiendo un nuevo granito de arena a la defensa del medio ambiente. Y los padres agradecen el saber que sus niños están en contacto con productos certificados sin productos químicos tóxicos.”
Datos sobre las Escuelas Infantiles TEO

Servicios adicionales

  • Inglés – escuelas bilingües (acuerdo con el British Council)
  • – Información electrónica diaria
  • – Servicio de telemedicina pediátrica
  • – Gabinete psicopedagógico
  • – Escuela de padres
  • – Actividades extraescolares:
  • Natación, Kindermusik, Princess Ballet, Chino mandarín, Yoga, …

La gastroenteritis es una infección vírica que afecta al estómago y al intestino, produciendo una inflamación de estos órganos, lo que impide que realicen su función y provoque el rechazo de los alimentos.

Al tratarse de un virus, es muy común que se produzca el contagio por contacto, así como por la ingesta de alimentos contaminados. Por ello, en las escuelas infantiles es muy común que se dé un rápido contagio entre los niños.

Para evitar que esto suceda, la prevención tiene que iniciarse desde casa. Hay que recordar a los padres que, cuando noten en sus hijos alguno de los síntomas más frecuentes de esta enfermedad, como náuseas, diarrea, fiebre moderada, cansancio y dolores musculares, retortijones o pérdida del apetito, es recomendable no llevar al niño a la escuela puesto que, además de que puede empeorar su estado de salud, también puede contagiar a otros compañeros.

Los causantes más comunes de la gastroenteritis son los virus y las bacterias

Lo que recomiendan médicos y pediatras ante esta patología es quedarse en casa guardando reposo e ingerir abundantes líquidos para evitar la deshidratación. El malestar suele durar entre 3 y 6 días, durante los cuales se recomienda dar una dieta blanda para recuperar el funcionamiento normal del aparato digestivo y, por supuesto, seguir las indicaciones del especialista.

Se trata de una dolencia muy común en niños y bebés, pero no por ello tenemos que dejar de  intentar poner todos los medios suficientes para su prevención.

Los causantes más comunes de la gastroenteritis son los virus y las bacterias, cuya propagación es muy rápida tanto a través de la bebida y los alimentos, como por el contacto entre personas.

Por ello, es primordial que todo el personal de la escuela infantil lleve a cabo unas medidas higiénicas exhaustivas.

Así, se recomienda lavarse y desinfectarse bien las manos, sobre todo  después de cambiar un pañal o acompañar a un niño al baño. Para extremar la precaución, se recomienda utilizar guantes estériles con lo que se evitará así el contacto de las manos con los agentes infecciosos.

Del mismo modo, hay que extremar la higiene antes de manipular cualquier tipo de alimento ya que es otro medio conductor de la infección.

En cuanto a la alimentación, puede ser también un agente trasmisor de gastroenteritis porque un alimento haya sido previamente contaminado, pero también porque pueda estar en mal estado. Microbios o bacterias como la salmonella, son también causantes de la enfermedad por lo que se recomienda intensificar las medidas higiénicas en cocinas y comedores. Del mismo modo, evitar que se tomen alimentos en otros lugares que puedan no cumplir con las medidas higiénicas y sanitarias necesarias.

Así pues, es recomendable lavar bien los alimentos antes de cocinarlos o, en el caso de las frutas, antes de ingerirlos. No tomar aquellos alimentos que presenten un estado deteriorado, que presenten un mal olor o cuya fecha de caducidad se haya cumplido. Evitar que los lácteos estén mucho tiempo fuera del frigorífico, sobre todo en temporadas más calurosas.

Resulta muy complicado controlar los virus, bacterias y microorganismos que coexisten en una misma comunidad, pero, en gran medida, depende de nuestros correctos hábitos, que puedan afectar a una forma de vida saludable.