Hace poco fui al médico para una hacer una revisión. Hay algo que no entiendo con algunos médicos: son inteligentes, han estudiado mucho, ven mucha gente cada día, tienen reconocimiento social pero… ¡te tratan mal! No sonríen, casi no te saludan cuando entras en la consulta, miran todo el rato el ordenador (pasan más tiempo tecleando que hablando contigo), te hacen algunas preguntas pero no te explican nada. ¡Parece que le estás molestando! Usan su autoridad moral – la justificación de lo que dicen es: porque lo digo yo.

Siempre me he preguntado. ¿Tendrán en sus estudios de medicina una asignatura “Relación con los pacientes” o “Pedagogía” o “Psicología del paciente”?

REALIDAD: relacionarse con los pacientes o con los clientes tiene mucha similitud. Un profesional tiene un conocimiento, una experiencia que el cliente no tiene y es por eso que acude a él. Es a través de las conversaciones con nuestros clientes que valoramos el trabajo que realizamos. La opinión de un cliente es fruto de las interacciones con el personal de la Escuela.

ESTO ES LO QUE TIENES QUE RECORDAR

Cuando un padre nos hace preguntas, es buena señal. Los que preguntan son los que se preocupan más por sus hijos y porque las cosas vayan bien. Te dan información sobre sus necesidades aunque no las expresen directamente. Cada pregunta que hace un padre es una ocasión única para:

  1. Empatizar con él tratando de explicarle lo que hacemos,
  2. Demostrar nuestra profesionalidad expresándonos lo más claramente posible,
  3. Valorar el trabajo que se realiza (el porqué de lo que hacemos),
  4. Comunicar nuestra pasión y entusiasmo al realizar nuestro oficio.

EJEMPLO CONCRETO: Antes de una salida a la piscina, algunos padres te pueden preguntar: ¿Todo irá bien, verdad? ¿Qué responder a parte de “¡No te preocupes que lo van a pasar bomba!”?

Tómate 2 minutos para decirle al padre o a la madre: “Entiendo tu inquietud (empatizar), pero ten en cuenta que vamos en una piscina prevista para la acogida de niños y todo nuestro personal ha seguido una formación especifica para esta actividad (profesionalidad). Cuando tu hijo esté en el agua, será en brazos de una educadora. No olvides que esta es una actividad muy importante para el desarrollo psicomotor de tu hijo; mejorará el control de su cuerpo y le proporcionará calma y relajación al desgargar su energía física de manera controlada (valorar el trabajo). Pero también es muy lúdico y  disfrutará mucho. ¡Haremos juegos muy divertidos (entusiasmo)!

Relacionarse bien con los padres hará que ellos entiendan más el valor de tu servicio, te recomendarán a sus amigos, pero sobre todo, hará que tu trabajo sea más satisfactorio como profesional de la educación.

¡A disfrutar de las relaciones con los clientes!

Durante una conversación con una clienta, me contó que como Directora de Escuela Infantil era polivalente y que hacía de todo: ¿Falta la cocinera? Cocinas tú. ¿Falta la limpiadora? ¿Limpias tú. ¿Falta una educadora? Te encargas tu de los niños de su aula, etc…

Es verdad que los Directores/as tienen también este papel: hacer que funcione la Escuela pase lo que pase. Y esto hace que muy a menudo haya estrés y un poco de descontrol.¿Te preguntas a veces si gastas tu energía en actividades que valen la pena?,¿Te preguntas si podrías ser más eficaz? E incluso, ¿tienes una idea de cómo debería repartirse tu tiempo idealmente?

Aquí te doy unos consejos para optimizar tu tiempo:

1. Reduce el tiempo de las tareas que tienen poco valor

Existen dos tipos de actividades o tareas: las que son sólo un apoyo para un funcionamiento adecuado y las que aportan valor a tu Escuela.

Las actividades de soporte son en mayoría repetitivas y aburridas. Tienen que ser optimizadas al máximo. Son por ejemplo las tareas administrativas.

Las actividades que aportan valor son las más importantes. Es el tiempo que dedicas a tus clientes actuales y potenciales. Son las actividades que haces para promocionar tu Escuela o el tiempo que pasas en formarte para que mejorar tu propia productividad.

2. Delega

La delegación es lo más delicado. Tienes que encontrar personas de confianza, competentes a las que poco a poco puedas confiar tareas. Por ejemplo, puedes nombrar una educadora responsable del almacén. Tiene que mantener o evaluar el stock de material que queda y comunicarte cuando hace falta pasar pedidos.

3. Sal de tu Escuela, y no solamente para ir al banco…

Conoce los comercios de tu calle, de tu barrio. Participa en la asociación de vecinos o de comerciantes de la zona. ¿Hay un pediatra en tu barrio? Conócelo; Que sepa que existes. Háblale de lo que haces en tu escuela. Déjale un folleto. Conoces a la matrona del centro de salud de tu barrio? Es la persona que aconseja a las futuras madres. !Es probablemente la persona más importante para ti!

4. Inspírate

Hazte socio de una asociación profesional de tu gremio.¿Cuándo fue la última vez que fuiste a una feria profesional?. Salón de puericultura, de ocio, de tecnología de la información para educación, de moda infantil, de arquitectura… No dejes de inspirarte. Eso te dará ideas para mejorar a corto, medio y largo plazo

5. Forma a tu personal.

No dejes pasar el año y que los créditos de formación caduquen. Un personal más formado es más eficaz y más feliz. Es una buena forma de fidelizar los buenos elementos y atraer talentos. Forma a tu personal no solamente en pedagogía y educación sino en gestión del tiempo, del estrés, en comunicación, nuevas tecnologías… Ahorrarás más tiempo para ti si cuentas con un personal productivo.

6. Disfruta

Haz un balance de como te va.¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¿En qué sientes que eres mejor?¿Cuáles son las tareas que sabes que tienes que hacer pero que no haces? ¿Son importantes? ¿puedes delegarlas o incluso contratar a un profesional para hacerlo? No olvides que el tiempo que pasas trabajando como Director/a de tu Escuela representa una parte muy importante de tu vida. Este tiempo tiene que traerte satisfacción y si no, ¿de que sirve?

 

El artículo sobre “Transformar una llamada telefónica en una oportunidad para tu escuela” ha generado muchos correos de agradecimiento y algunas preguntas. Así que os propongo seguir con el tema “comercial” y hablar de otra etapa muy importante: la visita.

RECORDATORIO: Hay una ley matemática entre número de clientes y número de visitas. Todos los clientes que tienes hoy han visitado tu Escuela antes de contratar contigo. 0 visitas = 0 clientes nuevos o bien:

0 visitas exitosas = 0 clientes…

REALIDAD: La dirección de la Escuela gasta mucha energía en dar a conocer la Escuela y dedica tiempo y esfuerzo en promocionarla. ¿Para qué todo esto? Para generar visitas y transformar visitas en nuevos niños para la Escuela Infantil. Si el objetivo de una de tus acciones de promociones no es este, piénsalo dos veces antes de gastar tu dinero…

Volviendo a mi experiencia personal, os cuento cómo fue la visita:

  • Nada más sentarnos en el despacho de la Directora, sin dirigirnos la palabra, empezó a imprimir papeles y a enfadarse con la impresora.
  • A los 5 minutos, ya teníamos en la mesa todos los papeles impresos y la directora nos enseño las tarifas. Sin decir nada, ella empezó con tachar unos precios y proponernos descuentos.
  • Hemos preguntado varios puntos y dudas que teníamos y la mayoría de las veces, ella no parecía muy segura en sus respuestas o bien daba respuestas que no eran muy positivas. Teníamos la sensación de “sacarle” información. Ella no nos hizo ninguna pregunta.
  • Durante la visita de las instalaciones, había aulas cerradas (no había niños durante nuestra visita) que no quiso abrir porque no tenía la llave.
  • Nos despedimos y ella nos dejo los papeles haciendo hincapié en el rollo administrativo que suponía. No ha apuntado ningún datos sobre nosotros y nuestro hijo.

¿Salimos de esta visita con buena impresión y ganas de dejar a nuestro hijo?

No…

ESTO ES LO QUE TIENES QUE HACER:

  1. Descubre las personas que tienes en frente de ti: haz preguntas sobre la situación, lo que buscan, lo que valoran. No se puede satisfacer a alguien si no sabes cuales son sus necesidades. En el caso de una madre que tiene que dejar su hijo, podríamos decir: no se puede reconfortar alguien si no sabes cuales son sus temores. No empieces con los precios – los abordarás al final.
  2. Trata las preguntas y objeciones como oportunidades: Tómate todas las preguntas como algo positivo. Demuestra que lo tienes todo pensado. Intenta no solamente responder a la pregunta sino trata de explicar el porqué de las soluciones que usas.
  3. La visita de las instalaciones es un ejercicio de transparencia: no dejes que haya rincones oscuros o aulas cerradas donde no se pueda entrar. Los padres quieren sentir que todo está limpio e impecable y que no se esconde nada.
  4. Trata de los precios con toda naturalidad: déjales el folleto de información de tu escuela y tus tarifas. Es un buen momento para dar un regalito o una atención a los padres y al niño (un pequeño juguete). La idea es tener un gesto amable.
  5. Inscribe al niño en una lista: llámala lista de espera, lista de reserva, lo que sea. La tengas o no, los padres tienen que saber que ya estas preparando un hueco para su hijo; que les estas reservando la plaza. ¡Nadie que te haya visitado tiene que salir sin estar inscrito en tu lista! Y si realmente tienes lista de espera, ten cuidado de no parecer soberbia. Los padres tienen que salir de esta visita con ganas de dejar a su niño en tu Escuela y pensando que el proceso de inscripción es sencillo.
  6. No olvides hacer un seguimiento. Una persona que te ha visitado agradecerá tu atención. Al día siguiente, manda un email de agradecimiento de la visita y aprovecha para hacer hincapié en los puntos que esos padres consideraban importantes. Luego, si no has tenido noticias, no olvides llamarles en la fecha acordada con ellos. El objetivo de la llamada será saber si han madurado su decisión.

Si sigues esos consejos, te sentirás más cómoda durante las visitas. Además, serán un momento agradable y profesional en el que demostrarás el valor de tu Escuela.

¡Buena visita!

 

 

 

 

 

Subida ineludible del IVA. El 1 de septiembre, nadie podrá escapar: tendremos que pagar 21% de IVA en vez del 18% que pagamos hoy. Esta subida no parece temporal, la situación de crisis se está alargando. El estado buscará todas las formas de aumentar sus ingresos y no dejará escaparar ni un euro. La gran mayoría de tus proveedores aplicarán esta subida por obligación legal de forma que todos tus gastos se verán afectados.

IVA en pantallas

Te proponemos 5 consejos para encarar esta situación:

1. ¡Prepárate YA!

En este tipo de situaciones es mejor anticipar, no solamente para evitar situaciones críticas sino para sacar provecho de ellas. Hay que elaborar una estrategia, planificar. No se puede esperar al último momento.

2. Evalúa el impacto sobre tu negocio

Pide ayuda si es necesario a tu gestor para calcular cuál sería el impacto sobre tus costes y como consecuencia en tus beneficios. No olvides que el alquiler también está sometido al IVA.

3. Asumir la subida del IVA no es la solución

No puedes pedir a tu Escuela como entidad económica soportar todo el peso de dicha subida. Tu Escuela es una empresa que como cualquier otra, tiene que generar beneficios para mantenerse y desarollarse. No comprometas las posibilidades de futuro con una decisión equivocada. “Aguantar” la subida del IVA puede revelarse tentador a corto plazo, pero será seguramente un error a largo plazo.

4. Si, se pueden aumentar las tarifas en tiempos de crisis

Estos tiempos hacen que la gente se vuelva más exigente. Los clientes (y somos todos clientes) quieren conocer el valor de la cosas que compran y buscan siempre la mejor forma de consumir. La imagen o las apariencias pierden importancia a la vez que la calidad intrínseca de los productos vuelve a ser lo más importante.

Todos somos conscientes de que el IVA aumentará y el precio de las Escuelas Infantiles también. La cuestión está en ¿cómo hacerlo de la mejor manera posible?  Un aumento del precio siempre tiene que tener una contrapartida. Cuantos más servicios incluidos tengas en tu cuota, más fácil es “vender”  una subida de tarifa que sea debida al IVA o no.

5. Nosotros podemos darte una buena herramienta

Nuestros clientes que usan el pack “PTS” (Pañales, Toallitas y Spray) como servicio “todo incluido” están mejor preparados para pedir un aumento de tarifas a sus clientes. Esto les da un valor añadido que los padres reconocen y valoran positivamente.

¿No incluyes todavía este servicio en tu Escuela?

Introducir un servicio “todo incluido” con pañales toallitas y spray no solo te proporcionaría la oportunidad de justificar un aumento de tarifa sino de satisfacer plenamente a tus clientes.

¿Cuales son tus planes para afrontar está situación? Comparte tus ideas dejando un comentario.

 

El personal es un bien muy importante en cualquier empresa, pero en colegios y escuelas, cobra una mayor relevancia por su labor educativa y la influencia que van a tener en el desarrollo de los niños tanto los educadores como los auxiliares y todo el equipo docente.

Por ello, los directivos de una Escuela Infantil saben la responsabilidad que tienen a la hora de elegir el personal adecuado en su centro y todos los frentes que tienen que tratar para que su decisión sea la acertada, encontrar el candidato idóneo y cumplir con las expectativas marcadas. Una tarea que puede resultar más complicada de lo que nos podemos plantear a priori.

En Provei, empresa especializada en proveer de soluciones profesionales e innovadoras que tiene como objetivo principal ayudar a las Escuelas Infantiles a ser más profesionales, tener éxito y diferenciarse de la competencia, hemos podido contar con  Marta Fernández, fundadora de colejobs.es, un nuevo portal de empleo especialista en educación, quien  nos muestra unas pautas a tener en cuenta para elegir con acierto el empleado de nuestra Escuela.

Como elegir el candidato ideal

© imagen

1. Tienes una vacante; ¿por dónde empiezo?

Es muy importante, en la medida de lo posible,  planificar con tiempo el desarrollo del proceso de selección, salvando las situaciones imprevistas, como puede ser una baja repentina. En cualquier caso, es preferible no precipitarse para poder reunir un número de candidatos suficientes que llegue a convencernos en todos los aspectos.

Si tenemos claro el puesto a cubrir y los requisitos que buscamos, podemos empezar publicando un anuncio en un portal de empleo especializado, justo en el momento que vayamos a empezar el proceso de selección, marcándonos un mes, aproximadamente, desde el comienzo de la criba de curriculums, hasta la contratación final.

2. ¿Cómo redactar la oferta de trabajo?

Antes de redactar el anuncio es fundamental tener claros ciertos aspectos como las tareas a desempeñar, la titulación exigida, los conocimientos y experiencia requeridos, los rasgos de la personalidad del personal que se necesita. Cuantos más detalles podamos facilitar, mejor daremos a conocer la Escuela y el puesto de trabajo ofertado.

Asimismo, hay que tener en cuenta que los anuncios presentados en Internet pueden ayudarnos a posicionar nuestra empresa en los más destacados buscadores, por lo que una información detallada de nuestro centro en la que se destaquen la calidad del equipo, el ambiente de trabajo, la formación, retribución y demás aspectos positivos de nuestra empresa, pueden conseguirnos una buena reputación en la red.

Por otro lado, cuanto más especificado y detallado sea nuestro anuncio, más delimitadas estarán las características del puesto a cubrir y las candidaturas recibidas se aproximarán con mayor exactitud a los requisitos solicitados. Del mismo modo, es preferible publicar nuestro anuncio en portales especializados en el sector educactivo porque se delimitará la participación a personas relacionadas con el sector.

En Colejobs estamos especializados en educación y disponemos de unos 7.000 curriculums de candidatos que se muestran muy activos y participativos en el portal, que se han unido a nosotros a través de redes sociales, como Facebook, Twitter, Linkeding o Xing, ya sea porque nos han encontrado gracias a motores búsqueda de empleo, ya sea porque los hemos reclutado nosotros.

3. Realizar una entrevista preparada

Una vez recibidos todos los curriculums podemos preseleccionar teniendo en cuenta criterios como la edad, el sexo, los estudios, la experiencia, lugar de residencia, etc. En Colejobs, clasificamos los candidatos en una primera lista por nombre, lugar de residencia y si son o no nativos de habla inglesa. Posteriormente, en su ficha individual, encontramos otros datos personales como la experiencia, los estudios o los idiomas, por lo que ya podemos descartar aquellos que no encajen en el perfil solicitado.

Llega el momento de concertar una entrevista con aquellos candidatos que más se han ajustado al puesto que deseamos cubrir. Debemos preparar una lista con los criterios que vamos a seguir, un desarrollo de las preguntas, una estructura predeterminada puesto que no podemos dejar que una entrevista sea totalmente improvisada.

Asimismo, podemos invitar al candidato a que conozca la Escuela y brindarle la oportunidad de que interactúe con los niños para ver cómo se desenvuelve, pues su actitud puede ayudarnos mucho en nuestra decisión. También podemos pedir referencias, sobre todo si se trata de un candidato que opta firmemente al puesto, pues la información que puedan facilitarnos anteriores jefes o compañeros, puede resultar muy valiosa.

Por último, cuando ya tenemos a nuestro candidato ideal, hay que tener muy claro el tipo de contrato que le vamos a ofrecer. Para ello, es recomendable contar con el asesoramiento de empresas o personal especializado que pueda aconsejarnos en materia fiscal o laboral.  Habría que barajar todas las opciones disponibles para que la relación profesional sea lo más rentable y beneficiosa posible tanto para el empleado como para la empresa. Lo más recomendable es empezar con un contrato temporal para comprobar que nuestra elección ha sido acertada. Posteriormente se puede ampliar el contrato para que la relación laboral sea lo más estable posible.

El equipo docente es una pieza clave en cualquier centro educativo y lo es más todavía en una Escuela Infantil, ya que es lo que puede hacer que unos padres tomen la decisión de confiarnos a sus hijos. Por ello, es fundamental dedicarle el tiempo y el esfuerzo necesarios para elegir bien el personal de nuestra escuela y que tengan la calidad humana y profesional que nosotros querríamos para nuestros hijos.

Un día, caminando por la calle con un amigo, recibí una importante lección de economía. Tardaría algún tiempo en entender la verdad que encerraba dicha lección, pero ahora sé que no la olvidaré nunca. Acababa de comprarme unas botas de motorista y alardeaba delante de mi compañero de lo baratas que me habían salido. Él, mirándome con ironía mientras me vanagloriaba por la supuesta ganga, se limitó a decir: “El dinero del pobre va dos veces a la tienda”. En aquel momento no entendí el significado completo de aquella expresión. Sin embargo, al poco tiempo, mis botas se habían desgastado y eran inservibles, de modo que tuve que acudir a la tienda otra vez y comprar el producto adecuado, es decir, de mejor calidad, y por tanto, con mayores expectativas de utilidad. En efecto, mi dinero había ido dos veces a la tienda.

Cuando lo barato sale caro

© imagen

Digámoslo sin rodeos: comprar es una necesidad, pero hacerlo bien es un arte.  Como saben nuestros clientes, las Escuelas Infantiles, comprar adecuadamente puede marcar la diferencia entre un proyecto que funciona y otro que no lo hace. La compra debe ser un proceso fácil, rápido, económico… Debemos adquirir los productos adecuados y con la mayor eficacia posible.  Existen ciertas cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de compra que nos garantice el éxito en nuestra empresa.

Ante todo, sangre fría

Existe cierto tipo de publicidad, en especial aquella que presenta supuestos chollos imposibles de creer, que apela a nuestras emociones para nublar nuestro juicio racional acerca del producto que nos intentan vender. Debemos mantener la sangre fría para analizar las ofertas desde una perspectiva global, teniendo en cuenta la información que no nos están proporcionando.

El coste total

Para desarrollar una buena estrategia de compra debemos tener muy claro el concepto de coste total. Solemos confundir el precio de un producto con su coste total, pero existe una diferencia muy clara: mientras el precio marca el valor del producto en cuestión, el coste total también hace referencia a otros gastos añadidos que puede acarrear adquirirlo. El coste de compra representa gran parte de estos gastos extra. Si, por ejemplo, realizamos nuestra compra en el supermercado, tendríamos que tener en cuenta que el coste del transporte se añadirá al valor real de la compra y aumentará el coste total. En este caso, influyen además factores imposibles de predecir en nuestra estrategia de compra, como el tráfico. Si me encuentro con retenciones en la carretera o me meto de lleno en un atasco, el coste total de mi compra podría verse incrementado innecesariamente.

¿Cuánto dinero vale tu tiempo?

En muchos casos, no reparamos en los gastos añadidos porque se nos presentan en forma de tiempo invertido. Por ejemplo, si para encargar un pedido tengo que escribir un fax, esperar una llamada telefónica, sacar dinero para pagar al contado al proveedor, etc., estoy invirtiendo demasiado tiempo. Hay que tener en cuenta el tiempo que perdemos en el antes, durante y después del proceso de compra. En el caso de comprar en supermercados, el proceso abarca desde la confección de la lista de la compra hasta que empezamos a usar los productos, pasando por la cola en las cajas. De nuevo nos encontramos con factores que escapan a nuestra capacidad de planificación. Aún en el caso de que este tiempo derrochado no nos genere  demasiados gastos inmediatos, en la medida en que nos impida atender otros aspectos de la empresa, acabará generando pérdidas. Por lo tanto, deberíamos preguntarnos cuánto dinero vale nuestro tiempo.

Conclusión: la simplificación es la clave

La solución más sencilla es siempre la mejor. Quizá pensemos que encargando cada producto a un proveedor distinto que parece dejárnoslo barato estamos ahorrando, pero lo cierto es que estaremos añadiendo gastos al coste total por cada uno de los proveedores. Para una Escuela Infantil, en el caso de una compra básica de 150 € en el supermercado, el coste de compra puede representar más del 25% del coste total. Es decir, que a los 150 € del valor de la compra hay que añadir más de 40 € de costes adicionales. A la luz de estos hechos, resulta evidente por qué los supermercados invierten tanto en una publicidad que desvía la atención respecto al coste total del proceso.

Un buen proveedor sabe que el cliente necesita productos relacionados entre sí para cubrir necesidades del mismo tipo, por tanto, puede ofrecernos lotes con los que nos ahorraremos mucho en costes añadidos y simplificaremos todo el proceso, optimizando también nuestro tiempo. Nosotros somos conscientes de ello, y por esa razón ofrecemos, por ejemplo, un pack de pañales + toallitas + spray para el cambio ahorrando a las Escuelas Infantiles los costes adicionales de encargar estos productos a distintos proveedores. Valorar al cliente es fundamental, y ofrecerle la mejor solución es nuestra filosofía.

Como directora de escuela infantil o educadora, una parte importante de tu trabajo es presentarte a gente que no conoces, ya sean padres o niños. Hay un refrán que dice “Solo tenemos una oportunidad de dejar una buena primera impresión”, más importante aún cuando se trata de visitas de padres, clientes potenciales de tu escuela.

¿Cuáles son los criterios para saber si dejamos o no buena impresión?

Existe una herramienta que lo sintetiza todo: la regla de los 4 x 20. Esta herramienta se basa en las diferentes fases de un encuentro:

Primero, la comunicación no verbal: la forma de moverte, de andar, la actitud general del cuerpo: son los 20 primeros gestos.

Luego tu interlocutor te mira a la cara, a los ojos, tu expresión, tu sonrisa: son los 20 primeros centímetros de tu cara. El siguiente paso es escucharte, tu tono de voz: las 20 primeras palabras.

¡Una primera impresión ya se ha creado en esos 20 primeros segundos!

Así es la regla de los 4 x 20: 20 primeros pasos, 20 primeros centímetros de la cara, 20 primeras palabras y los 20 primeros segundos.

Sabemos que con la crisis, los consumidores se vuelven más exigentes. Piden más descuentos, más servicios, más y más… Tu cliente potencial va a estar condicionado por la impresión que causas en él.

¿Cómo podemos aplicar la regla de los 4 x 20 en una visita de esos padres, clientes potenciales, en una escuela infantil?

1. Los 20 primeros segundos

Van a acondicionar toda la entrevista durante esa primera visita de los padres. Sobre esta primera impresión es por la que los padres te van a juzgar. Obviamente, tienes más de 20 segundos para hacer la visita a tu escuela pero si de entrada, esa primera impresión no gusta, será difícil convencer a los padres durante el resto de la visita. Lo primero que hay que hacer es asegurar que tu apariencia es adecuada a la imagen que quieres dar.

Se estima que el juicio de una persona sobre otra se basa, en un 80%, sobre la voz o la mirada.

Pero también cuenta el entorno. Los 5 sentidos de una persona que entra por primera vez en un nuevo lugar están en alerta. La visión, pero también el olfato, tienen mucha importancia, sobre todo en una escuela infantil dónde los aspectos sanitarios e higiénicos deben ser cuidados meticulosamente.

Entonces, para cuidar esos importantísimos 20 primeros segundos, tienes que cuidar las apariencias: la tuya propia y la de tu escuela.

2. Los 20 primeros gestos

Lo mejor es empezar con saludar a tu interlocutor, tendiéndole la mano con firmeza pero no excesivamente. Procura tener una actitud abierta y no cruzar los brazos o las piernas. Esas actitudes son consideradas como signos de rigidez y dificultad para acercarse a la gente. Tus gestos tienen que estar en adecuación con lo que estás diciendo.

En los casos de visitas de padres, invítalos a entrar en tu escuela o en tu despacho, dónde estarán más a cómodos para empezar la visita. Asegúrate de que están a gusto antes de seguir con la conversación.

3. Las 20 primeras palabras

Saluda tu interlocutor con un “¡Buenos días!” “¡Bienvenidos!” y con un tono de voz seguro y suave. Piensa en articular bien tu discurso. Es muy irritante cuando una persona no se expresa de manera inteligible. Asegúrate de que tu discurso es positivo y accesible.

Un error muy común es empezar excusándose por algo (“Perdona el desorden” o “Me pilláis en un momento de…” ). Hay que ser positivo y mostrar interés en recibir a esos padres y descubrir quiénes son, cómo viven con su(s) hijo(s) y cómo tu escuela les va a aportar valor. No da buena sensación una persona que se esté excusando. Es mejor enfocar la conversación en las necesidades de los padres que en un posible desorden en tu despacho.

4. Los 20 primeros centímetros

Tienes que concentrarte en la cara de tu interlocutor y sobre todo en sus ojos. Tu deber: mirarlo a los ojos, con una sonrisa franca y directa. El objetivo es mostrarte atenta con tu posible futuro cliente.

Durante la visita, no solamente al principio, asegúrate de conectar visualmente con tus interlocutores. Es así cómo sabrás si te entienden bien, si están a gusto, si tienen preguntas, etc. Mirando a los ojos es la mejor manera de asegurarte de que la información le ha llegado.

Conclusión

Normalmente, si cuidas estos 4 puntos, dejarás mejor impresión. Esta técnica es un buen punto de partida. Nos ayuda a tomar un poco de distancia y a analizar nuestra propia forma de tratar con desconocidos. Con solo concentrarnos en lo que hacemos mejoramos indiscutiblemente.

En el último trimestre de 2011, hemos lanzado el concurso “Gana PTS” cuyo premio consistía en un mes de consumo gratis en Pañales, Toallitas y Spray. Las Escuelas Infantiles que querían participar tenían que responder a un cuestionario sobre la gestión de escuelas infantiles y los productos de Provei. La verdad es que el concurso ha tenido bastante éxito. Escuelas Infantiles de Madrid, Barcelona, Sevilla, Santiago de Compostela, Valencia, Granada, Málaga, han participado.

Justo antes de los Reyes, hemos contactado con la ganadora del concurso, Marta. Fue nuestra manera de celebrar la Navidad… 😮 A continuación tenéis la entrevista que he hecho a Marta al entregar el premio.

Entrevista

¿Listos para la entrevista?

Sébastien: Ante todo, ¡enhorabuena Marta! Eres la ganadora de nuestro concurso “Gana PTS 2011”.

Marta: No me lo esperaba ¡Qué sorpresa! Estoy contentísima.

S: Marta, eres la dueña y directora de la escuela Virgen de la Encina en Collado de Villalba. ¿Podrías presentarnos tu escuela?

M: Abrimos la escuela en 2004, contamos con cuatro aulas, un comedor, cocina propia, un patio muy grande con diferentes zonas de juego. Además de nuestro proyecto pedagógico centrado en el protagonismo de los niños, ofrecemos servicios a los padres como incluir la leche, los pañales, las toallitas y los cosméticos para el cambio de los niños.

S: Entonces, hace 7 años que estás ofreciendo los pañales, toallitas y crema para el cambio. ¿Por qué introdujiste este novedoso servicio?

M: Además de facilitarnos bastante el trabajo en la escuela, facilita la vida de los padres. Pero sobre todo, nos ha diferenciado de las otras escuelas. En 2004, ¡nadie en nuestra zona proponía este servicio!

Escuela Infantil Virgen de la Encina

La ganadora del concurso, la Escuela Infantil Virgen de la Encina

S: ¿Cuál ha sido y es la percepción de los padres sobre este servicio?

M: Al principio se sorprenden. ¡Luego lo agradecen muchísimo!

S: Desde septiembre de 2011, estás usando nuestro pack PTS: Pañales, Toallitas y Spray. ¿Cómo has introducido este cambio en la escuela?

M: Primero hemos realizado una prueba para comprobar la calidad de los productos. Una vez comprobada su eficacia, mandamos una comunicación a los padres para avisar del cambio. Y para los que querían, los dejamos unas muestras para que las probaran.

S: ¿Cómo ha ido este cambio?

M: Muy bien. ¡Fantástico! No hemos tenido ningún problema.

S: ¿Qué opinan de los productos las personas que trabajan en tu escuela?

M: Opinan que los productos son de muy buena calidad.

S: También el uso del Pack PTS te ha permitido proponer un nuevo servicio a los padres. ¿Cuál es?

M: Ponemos a su disposición los pañales, las toallitas y el spray para que los adquieran y los utilicen no solo en la escuela si no también en casa.

S: ¿Cómo lo has hecho?

M: Hemos hecho algo sencillo. Una mesita en la entrada con un paquete de cada producto y hemos colocado un papel con las tarifas. Además, hemos mandado una circular a los padres para que supieran que pueden comprar esos productos.

S: Después de 3 meses vendiendo nuestros productos, ¿nos podrías contar cuáles son las principales razones por las que los padres los compran?

M: La razón principal es porque los pañales son de muy buena calidad y aguantan mucho. Por la noche aguantan mejor que otras marcas conocidas. Las toallitas son también de muy buena calidad. Pasa a menudo que algunos padres que no tienen tiempo para ir al súper nos compran pañales o toallitas. El spray es tan novedoso que capta la atención. Lo compran porqué también es muy eficaz. Tengo una anécdota a propósito del spray. Una madre ha ido a comprobar en la farmacia si se podía comprar y a qué precio. Volvió a verme para contarme que efectivamente era mucho más caro en farmacia. ¡Así que me lo ha comprado!

S: En este inicio de 2012, ¿cuál sería tu mensaje para el gremio de las escuelas infantiles?

M: Es verdad que nos esperan dificultades en 2012. Muchas escuelas cierran… Pero quiero pensar que la crisis, increíblemente, fomentará la natalidad. Más tiempo libre para las parejas hace que se reencuentren y que nazcan más bebés. Espero que cuando salgamos de la crisis, acudirán nuevos niños en las escuelas.

Eduketing es un encuentro sobre el marketing educativo que celebra en 2012 su segunda edición. La verdad es que tiene muy buen pinta. Los ponentes paracen ser profesionales altamente calificados.

Nunca he participado en una edición de eduketing y entonces me es difícil recomendar acudir a este encuentro. Nonobstante, creo que puede ser muy útil de participar en este tipo de encuentros para una directora de Escuela Infantil.

Os dejo el vínculo de la página de eduketing.

La inscripción es un poco cara: 200€ hasta el 1 de febrero. Luego aumenta hasta los 250€ para los ultimos registrados.

Me voy a registrar. Así que nos cruzaremos a lo mejor en Eduketing…

Una gran mayoría de pequeños negocios incluyen desde hace muchos años servicios adicionales a su principal fuente de negocios como manera necesaria para crecer o incluso sobrevivir. Esta estrategia podemos verla claramente en las peluquerías y salones de belleza, que añaden a su oferta de servicio la venta de productos relacionados con su actividad principal.

Todos hemos visto estanterías llenas de productos de cuidado del cabello o piel que se encuentran a la venta. La principal razón para que los clientes que han ido a cortarse el pelo, ponerse unas mechas o peinarse para una ocasión especial salgan del establecimiento con una compra que no tenían prevista realizar es porque confían en la opinión de los profesionales y valoran positivamente sus recomendaciones.

Si a esto le añades que te ahorras un viaje a un establecimiento especializado que sabes que el único objetivo que tiene es venderte cuantos más productos mejor, los beneficios de vender productos especializados para esa peluquería son claros. Para estos establecimientos puede llegar a representar hasta un 20% de la cifra de negocio.

 

más dinero para las escuelas infantiles

Existen nuevas fuentes de ingresos para las Escuelas Infantiles

¿Por qué no se adoptan estas estrategias en el mundo de la educación infantil? ¿Por qué la cuidadora que pasa horas con el niño no puede aconsejar a los padres acerca de los productos específicos más adecuados para el cuidado de sus hijos? ¿Será que aún no se han dado cuenta de la influencia que ejercen sobre los padres?

Si los padres se acercan a las cuidadoras con preguntas de todo tipo sobre la salud o bienestar y esas cuidadoras proporcionan consejos básicos de pediatría, salud dental o psicología infantil… ¿Por qué no se deciden a ofrecer los productos más adecuados para que los padres proporcionen un mayor bienestar diario a sus hijos? Cualquier consejo u opinión de las educadoras es tomado por los padres como lo que es, un consejo profesional. Quizá este momento difícil sea el más adecuado para que las cuidadoras pasen a asesorar a los padres en la compra de elementos necesarios para los niños en su vida diaria como pueden ser pañales o toallitas.

Algo más que una escuela infantil

Proporcionar esos consejos de compra de los productos más adecuados a los niños dará enormes beneficios a las escuelas infantiles, desde una imagen de profesionalidad “puntera” participando en crear una buena imagen con los productos profesionales más eficaces y adecuados a ofrecer servicios adicionales que los padres agradecerán con una mayor fidelización y recomendación. Esta estrategia también permitirá ofrecer una continuidad entre la escuela y casa siendo los principales beneficiados los niños, que usan los productos más adecuados a cada uno de ellos tanto en la escuela como en casa.

Uno de los aspectos que más agradecen los padres cuando reciben consejos profesionales de los cuidadores que trabajan a diario con sus hijos es el de su propia educación. Nadie nace sabiendo cuáles son los productos más adecuados para su propio hijo, y no hay libro ni artículo o anuncio en revista especializada que sea capaz de averiguar cuáles son los cuidados específicos que necesita el niño. El profesional que pasa con ellos buena parte del día y cuyo trabajo es proporcionar bienestar y cuidado es la más indicada para saberlo. Aún hay muchos padres que compran toallitas con alcohol o pañales que no dejan transpirar. Educar a los padres únicamente va a conseguir niños más sanos y felices.

¿Y las escuelas? ¿Cuáles son los beneficios para las escuelas? Uno muy importante es que va a obtener mayores ingresos, algo nada despreciable en una época de recortes y ajustes. A ello hay que sumar el incremento de la fidelización de los clientes y un mayor índice de recomendación de la escuela infantil a otros padres. Teniendo en cuenta que la inversión es mínima, que lo único que se necesita es una mesita o una estantería donde mostrar los productos, los beneficios se obtienen desde el primer día, tanto para la escuela como para los padres y más importante, para los niños.

educadora escuela infantile aconsejando unos padres

Las educadoras dan consejos de todos tipos a los padres

No hace falta ser un genio de las ventas y el marketing, ni contar con complicados sistemas de gestión de pedidos ni clientes. Hay escuelas que utilizan una simple hoja de papel y un lápiz y aumentan sus ingresos añadiendo la parte correspondiente de la venta de los productos en la factura mensual de la escuela.

La única condición para tener éxito en este nuevo horizonte es saber que los productos que ofrece a los padres son realmente buenos, profesionales, que no van a poder adquirir en el supermercado. Ofrecer productos eficaces que usan los profesionales de la puericultura dará ese valor añadido que permitirá a una escuela aumentar sus ingresos, tener clientes satisfechos y, sobre todo, niños más sanos y felices.

¿Listos para vender?