¿Porqué la Ecología es importante?

La ecología es un tema que interesa cada vez a más gente. Hoy en día, somos muchos los que nos preocupamos por el uso de los recursos naturales, la presencia de productos tóxicos en nuestro alrededor, el impacto de la actividad humana en el planeta, cómo será el mundo que dejamos a nuestros hijos, la influencia de productos químicos en la aparición de alergias, etc… No se trata de un fenómeno de moda, ni de un militantismo reservados a algunos pocos.

¿Como dueño/a o director/a de una Escuela Infantil, porqué debería preocuparme de la ecología?

1. Me ayuda a racionalizar costes

Reducir el consumo de energía o utilizar productos de mejor calidad resulta en general en una reducción de los costes de funcionamiento.

2. Ser coherente entre lo que enseño a los niños y lo que hago (evitar el”haz lo que te digo, no lo que yo hago”)

El proyecto pedagógico del primer ciclo de infantil está muy relacionado con el entorno. Hablamos de las estaciones, de los elementos, etc… y del respeto que tenemos que tener hacia la naturaleza. Aplicando esos preceptos a tu propia escuela refuerzas tu imagen y tus valores.

3. Estar en alineación con las necesidades de la gente

Los padres quieren saber si los productos con los que los niños están en contacto son potencialmente peligrosos. Lo más importante es muy a menudo la comida. Pero cada vez más se preocupan por la calidad del aire que respiran los niños, los tipos de juguetes y como se desinfectan, los productos de higiene que se emplean para limpiar a los niños, …

4.Diferenciarme

Apostar por una Escuela Ecológica es seguramente una buena forma de diferenciarse. Todavía no son muchas las Escuelas que promueven este aspecto.

Recursos para tener un centro educativo más ecológico:

 

En conclusión, interesarte en la Ecología para tu centro educativo te dará ideas que abrirán nuevos horizontes en tu escuela y mejorarán tu posicionamiento,

 

Este artículo es una libre traducción de un artículo de Geoffrey James.

La felicidad es la única manera de medir realmente el éxito personal. Hacer que los otros sean felices es la máxima expresión del éxito personal. Pero es imposible transmitir felicidad si tú no eres feliz.

Teniendo esto en cuenta vamos a ver 9 pequeños cambios en tu rutina cotidiana que, si eres como la mayoría de la gente, te harán inmediatamente más feliz.

1. Empieza cada día con ilusión

Si hay una gran verdad a propósito de la vida, es que te suele llevar hacía tus buenas o malas intenciones. Así que al levantarte de la cama, piensa : “Algo maravilloso va a ocurrir hoy”. ¿Y sabes que? Seguramente tendrás razón.

2. Toma tu tiempo para planificar y priorizar

La fuente más común de estrés es la percepción de tener demasiadas cosas que hacer. En vez de obsesionarte, escoge una cosa que, si la terminas hoy, te llevará más cerca de tu máximo deseo y objetivo en la vida.

3. Da un regalo a cada persona que te encuentras

No hablamos de regalo empaquetado formal. Puede ser una sonrisa, unas palabras de agradecimiento o de motivación, un gesto de cortesía. Y nunca dejes a una persona sin regalarle algo. El ánimo positivo vale la pena compartirlo.

4. Evita las conversaciones polémicas

Los argumentos sobre política o religión nunca tienen una única y verdadera respuesta, pero llevan las personas a actuar o decir palabras sin control. Cuando este típo de conversación llega, evita la discusión diciendo algo como: “Pensar en estas cosas me hacen daño a la cabeza”.

5. Asume que la gente tiene buenas intenciones

Como no puedes leer la mente de la gente, no conoces el “porqué” de sus acciones. Creer que los demás tienen malas intenciones añade una miseria innecesaria a la vida, mientras que asumiendo buenas intenciones nos predisponemos
a la reconciliación.

6. Come despacio comida de alta calidad

A veces, no podemos evitar comer rápidamente algo para seguir adelante en nuestro ritmo de vida. A pesar de esto, al menos una vez al día, intenta comer algo realmente bueno. Como un queso francés o un chocolate Suizo. Céntrate en ello y saboréalo.

7. Olvídate de los resultados

El peor enemigo de la felicidad son las preocupaciones excesivas, que vienen de la mala costumbre de centrarse en elementos que están fuera de tu control. Una vez que hayas realizado tus acciones, no hay más que hacer. Céntrate en el trabajo que estás haciendo en vez de pensar en lo que podría suceder.

8. Apaga la televisión

Muchas familias dejan la TV como “sonido de fondo” mientras están haciendo otras cosas. El objetivo de la inmensa mayoría de los programas televisivos es hacerte sentir insatisfecho con tu vida para que tengas ganas de comprar más cosas. ¿Porqué dejar que te transformen de manera subliminal como un consumidor sin cerebro?

9. Termina cada día con gratitud

Justo antes de irte a la cama, recuerda por lo menos una cosa maravillosa que ha occurido en el día. Puede ser algo como hacer reír a un niño o haber ganado mucho dinero. Lo que sea. Ten gratitud por ese día porqué nunca volverá.

Acabo de darme cuenta que hay una página de este blog que no tenía muy actualizada. Es la página “Acerca del blog de Provei“. Así que hago una copia de la página aquí con los últimos cambios, especialmente el vínculo de Linkedin.

***********

Las Escuelas Infantiles que lideran no hacen las cosas como todo el mundo. Superan la media, buscan nuevas formas de considerar la Educación Infantil. No siguen a nadie, sino que son seguidas. No copian, sino que inspiran.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? ¿Cómo te diferencias de los demás?

En Provei, queremos ser una fuente de inspiración, un respaldo para afrontar esta época que trae dificultades, pero también oportunidades.

Provei, proveedor para las escuelas Infantiles

Provei es un proveedor dedicado exclusivamente a las Escuelas Infantiles. Ayudamos las Escuelas Infantiles a diferenciarse, usando nuestros productos y nuestros servicios.

Mediante este blog, publicaremos artículos relacionado con la gestión de Escuelas Infantiles.

Para conocernos más puedes visitar nuestra web, seguirnos en Facebook Twitter o en Linkedin.

Un día, caminando por la calle con un amigo, recibí una importante lección de economía. Tardaría algún tiempo en entender la verdad que encerraba dicha lección, pero ahora sé que no la olvidaré nunca. Acababa de comprarme unas botas de motorista y alardeaba delante de mi compañero de lo baratas que me habían salido. Él, mirándome con ironía mientras me vanagloriaba por la supuesta ganga, se limitó a decir: “El dinero del pobre va dos veces a la tienda”. En aquel momento no entendí el significado completo de aquella expresión. Sin embargo, al poco tiempo, mis botas se habían desgastado y eran inservibles, de modo que tuve que acudir a la tienda otra vez y comprar el producto adecuado, es decir, de mejor calidad, y por tanto, con mayores expectativas de utilidad. En efecto, mi dinero había ido dos veces a la tienda.

Cuando lo barato sale caro

© imagen

Digámoslo sin rodeos: comprar es una necesidad, pero hacerlo bien es un arte.  Como saben nuestros clientes, las Escuelas Infantiles, comprar adecuadamente puede marcar la diferencia entre un proyecto que funciona y otro que no lo hace. La compra debe ser un proceso fácil, rápido, económico… Debemos adquirir los productos adecuados y con la mayor eficacia posible.  Existen ciertas cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de compra que nos garantice el éxito en nuestra empresa.

Ante todo, sangre fría

Existe cierto tipo de publicidad, en especial aquella que presenta supuestos chollos imposibles de creer, que apela a nuestras emociones para nublar nuestro juicio racional acerca del producto que nos intentan vender. Debemos mantener la sangre fría para analizar las ofertas desde una perspectiva global, teniendo en cuenta la información que no nos están proporcionando.

El coste total

Para desarrollar una buena estrategia de compra debemos tener muy claro el concepto de coste total. Solemos confundir el precio de un producto con su coste total, pero existe una diferencia muy clara: mientras el precio marca el valor del producto en cuestión, el coste total también hace referencia a otros gastos añadidos que puede acarrear adquirirlo. El coste de compra representa gran parte de estos gastos extra. Si, por ejemplo, realizamos nuestra compra en el supermercado, tendríamos que tener en cuenta que el coste del transporte se añadirá al valor real de la compra y aumentará el coste total. En este caso, influyen además factores imposibles de predecir en nuestra estrategia de compra, como el tráfico. Si me encuentro con retenciones en la carretera o me meto de lleno en un atasco, el coste total de mi compra podría verse incrementado innecesariamente.

¿Cuánto dinero vale tu tiempo?

En muchos casos, no reparamos en los gastos añadidos porque se nos presentan en forma de tiempo invertido. Por ejemplo, si para encargar un pedido tengo que escribir un fax, esperar una llamada telefónica, sacar dinero para pagar al contado al proveedor, etc., estoy invirtiendo demasiado tiempo. Hay que tener en cuenta el tiempo que perdemos en el antes, durante y después del proceso de compra. En el caso de comprar en supermercados, el proceso abarca desde la confección de la lista de la compra hasta que empezamos a usar los productos, pasando por la cola en las cajas. De nuevo nos encontramos con factores que escapan a nuestra capacidad de planificación. Aún en el caso de que este tiempo derrochado no nos genere  demasiados gastos inmediatos, en la medida en que nos impida atender otros aspectos de la empresa, acabará generando pérdidas. Por lo tanto, deberíamos preguntarnos cuánto dinero vale nuestro tiempo.

Conclusión: la simplificación es la clave

La solución más sencilla es siempre la mejor. Quizá pensemos que encargando cada producto a un proveedor distinto que parece dejárnoslo barato estamos ahorrando, pero lo cierto es que estaremos añadiendo gastos al coste total por cada uno de los proveedores. Para una Escuela Infantil, en el caso de una compra básica de 150 € en el supermercado, el coste de compra puede representar más del 25% del coste total. Es decir, que a los 150 € del valor de la compra hay que añadir más de 40 € de costes adicionales. A la luz de estos hechos, resulta evidente por qué los supermercados invierten tanto en una publicidad que desvía la atención respecto al coste total del proceso.

Un buen proveedor sabe que el cliente necesita productos relacionados entre sí para cubrir necesidades del mismo tipo, por tanto, puede ofrecernos lotes con los que nos ahorraremos mucho en costes añadidos y simplificaremos todo el proceso, optimizando también nuestro tiempo. Nosotros somos conscientes de ello, y por esa razón ofrecemos, por ejemplo, un pack de pañales + toallitas + spray para el cambio ahorrando a las Escuelas Infantiles los costes adicionales de encargar estos productos a distintos proveedores. Valorar al cliente es fundamental, y ofrecerle la mejor solución es nuestra filosofía.

Últimamente han pasado muchas cosas en Provei que nos han alejado de nuestro blog. Una de ella es una mudanza!

Cajas...

Ahorar estamos en San Martín de la Vega, a pocos kilómetros de Madrid, un sitio más tranquilo que el centro. Nuestro almacén ahora es mucho más grande y será más facil recibir los camiones y descargar las mercancías.